Mil gracias a todas las personas que os acercásteis a la Orbeko el viernes, especialmente a las bandas y a Caba y Leire por cuidarnos tan bien. Un lujo poder conocer otro de esos lugares en los que la autogestión se palpa. Nos fastidió mucho no poder participar el sábado en el Asalto, la salud a veces juega malas pasadas y caes en cama cuando menos ganas tienes de ello… mil perdones por ello… habrá que tratar de repetir, aun así, mil gracias por contar con nosotros para el evento.

Comentarios

comentarios